Calderas: cómo orientarse

Uno de los componentes más esenciales en un sistema de calefacción o de agua caliente son las calderas. Este funciona como el elemento fundamental que permite procesos que incrementan significativamente la calidad de vida del ser humano.

El mercado de las calderas ha ido en constante evolución, pues se presentan en diversos modelos y con varios combustibles entre los cuales se pueden elegir para llevar a cabo los diferentes procesos a los que se ve sometida.

Por ello, hoy te diremos todo lo que debes saber sobre las calderas, para que tengas en cuenta diversos aspectos, si tienes una o deseas hacer uso de ella, pues son necesarias para diversos procedimientos a lo largo de la vida, y ten en cuenta con qué compañía tienes contratado el gas y luz, por si te merece la pena efectuar un cambio de comercializadora de luz para un ahorro extra.

Si quieres saber más de calderas a gas, calderas a leña, normativa de instalación de calderas, mantenimiento de caldera, tarifas de calderas, ayudas a instalación de calderas, ahorro de energía de calderas, calefacción eléctrica, calefacción a gas, chimeneas.

Calderas, sistema de calefacción, calderas a gas, calderas a leña, normativa de instal

¿Qué es una caldera?

La caldera es un recipiente cerrado, en su mayoría de metal, con el que se puede producir vapor o calor gracias a una alta temperatura y a una alta presión atmosférica. Toda esta actividad es necesaria para diversos procedimientos mencionados anteriormente como a calefacción o al agua caliente.

Esta goza de instalaciones donde intervienen diversos artefactos como el quemador, que es el encargado de quemar el combustible, la chimenea, que es por donde sale el humo generado por el proceso de vapor o las tuberías que es por donde viajan las diversas sustancias, sean liquidas o gaseosas.

Tipos de calderas

De estas calderas hay diversos tipos que es necesario mencionar y tienen varias categorías, en este caso hablaremos de acuerdo a su sistema de funcionamiento y los elementos que la integran.

Primero tenemos las calderas simples, que son las encargadas de generar solo un sistema, ya sea agua sanitaria caliente o la calefacción, y por otro lado están las mixtas que son capaces de generar dos circuitos, uno de calefacción y otro de agua caliente. De ellos hay diversos modelos, los cuales se mencionarán a continuación:

Calderas de condensación: estos se han posicionado como uno de los más eficientes en la industria ya que su proceso consiste en aprovechar el calentamiento del agua para no consumir demasiada energía al momento de generarla, es decir, el vapor generado por el agua es utilizado por la caldera para seguir generando energía. Es por ello por lo que estas poseen un rendimiento entre un 20%-30% superior a las otras alternativas del mercado.

Calderas estancas: esta se caracteriza por ser una de las calderas más seguras porque el lugar, en este caso la cámara, donde se lleva a cabo la combustión del gas está totalmente cerrado y hermético, evitando así riesgo de accidentes para que el gas no tenga manera de filtrarse. Además, posee un tubo de salida de gases que también permite aspirar aire del exterior y saca el humo por la misma tubería.

Caldera atmosférica: son una de las más antiguas y simples en su funcionamiento. Su fabricación está prohibida hace 5 años por lo cual su comercialización es casi nula. Esta realiza el proceso de combustión con el aire acumulado en una habitación y con ello es que funciona el quemador, ya que se ve afectado por las condiciones climáticas.

Calderas según el combustible

Ahora bien, habiendo mencionado los modelos de calderas, es necesario hablar del combustible que estas utilizan para funcionar, entre las cuales tenemos:

Las calderas eléctricas funcionan con el principal combustible que es la electricidad, por lo cual no se requiere de la intervención de las diversas sustancias y resulta práctica porque se puede regular con mayor facilidad el uso de la potencia para una mayor eficiencia energética.

Por otro lado, tenemos las calderas de gas, entre las cuales es necesaria una sustancia gaseosa para que este pueda realizar su funcionamiento adecuado. Los gases más comunes son el butano, que se puede suministrar mediante bombonas, propano, que llega en varias formas a su destino, y gas natural que se podría considerar el más habitual entre los combustibles utilizados.

Las calderas de biomasa han resultado unas alternativas ecológicas pues funcionan con residuos vegetales, lo que las han posicionado como unas de las favoritas, por ello se han ido instaurando diversas opciones como las calderas de pellets, que usa residuos de madera.

Por último, están las calderas de gasoil, este es uno de los combustibles que más rápido calienta la instalación, pero se usa para sitios lejanos donde no llega el suministro. Para esto es necesario que este almacenado en la casa, siendo una de las opciones menos favorables.

¿Cuáles son las más usadas?

La más usada en el mercado es la caldera de gas natural mixta, pues tiene la capacidad de alimentar dos circuitos que son tan necesarios para que el ser humano realice sus actividades diarias y este combustible tiene la característica particular de ser uno de los más baratos en el mercado y es una de las alternativas que más amigable es con el medio ambiente a pesar de considerarse un combustible fósil. Casi un 40% de los españoles hacen uso de estas instalaciones de acuerdo al portal hogarsense.

Unos de los modelos que han repuntado son las calderas junkers, ya que tienen la capacidad de juntar las características antes mencionadas y se ha vuelto una de las mejores opciones a utilizar por el ahorro energético que representa.

Ventajas de poseer una caldera

Poseer una caldera presenta muchas ventajas pues esta es el mejor aliado en las épocas más frías del año porque nos permite tener la vivienda a una temperatura adecuada. Con ella se pueden hacer uso de las diversas instalaciones del agua y el propio sistema de calefacción lo cual resulta beneficioso y dependiendo el combustible y la caldera utilizada puede ser una de las opciones más baratas del mercado.

Desventajas

Entre las desventajas tenemos que el consumo que haga la caldera dependerá del lugar y el tamaño de la vivienda por lo que este es un aspecto fundamental a tener en cuenta. Esta es una instalación que requiere mantenimiento regular para evitar diversos accidentes que se pueden presentar, ya sea electricidad, gas o biomasa el combustible utilizado.

Como se puede observar las calderas son una gran alternativa por lo que se recomienda buscar asesoría al momento de querer instalar una porque no se recomienda que lo haga alguien que no tenga los conocimientos necesarios.

Allí podrás encontrar más información acerca de descripción de calderas y generadores de vapor.