Calefacción de gas butano

La calefacción a gas butano es uno de los principales mecanismos disponibles para la climatización de viviendas y espacios de hábitat. Este tipo de gas mantiene un estupendo poder calórico, que le permite aumentar sus bondades sin necesidad de utilizar otro tipo de recursos, por lo que, es reconocido como uno de los principales combustibles existentes.

El uso del gas butano como elemento calefactor es realmente frecuente, de hecho, se considera el principal combustible de uso doméstico en España para poder mejorar la eficiencia energetica. Básicamente, debido a su bajo coste y alto rendimiento.

La calefacción a gas butano mantiene regulaciones en sus costes para la adquisición de sus bombonas por parte del Gobierno. Por lo tanto, depende de cada usuario decidir qué tipo de gas le resulta más factible utilizar en concordancia con su consumo habitual del recurso.

calefaccion gas butano, calefacción gas, gas butano

Uso del gas butano en la calefacción

El uso del gas butano como principal fuente de energía para los distintos sistemas de calefacción hogareña es tan habitual como imprescindible. De hecho, una actividad tan esencial como la cocina, requiere de un combustible domestico tan versátil como el gas butano.

A su vez, el uso de calderas para la calefacción con gas butano, se ha vuelto frecuente, al requerir de un combustible altamente eficiente y de alto poder calórico. Es por tal motivo que, también es recurrente que en se utilice como principal fuente de energía en sistemas de calentamiento del agua.

Por otro lado, los aires acondicionados, generalmente utilizan en sus radiadores, la calefacción de gas butano como eje principal de sus funciones, con el fin de proporcionar los ambientes óptimos al interior de una vivienda.

Finalmente, la calefacción en general de nuestras viviendas, utiliza el gas butano como una fuente efectiva de energía que, además, permite reducir los costes en servicios energéticos y brindarnos un alto potencial calórico.

Gas butano o gas natural

Con la fuente presencia del gas natural en las viviendas, el uso del gas con butano se ha visto desplazado. Sin embargo, cada tipo de estos minerales cuenta con especificaciones claves que, deben ser analizadas por el consumidor, antes de decidir qué clase de gas prefiere utilizar en su propiedad.

En primer lugar, la comercialización del gas de butano es relativamente diferente a la forma en el que, los proveedores distribuyen el suministro de gas natural.

El gas butano se encuentra depositado en bombonas que, por lo general, son fabricadas con hierro, con la finalidad de soportar la presión del mineral y regular su uso. Mientras que, el gas natural es distribuido mediante gaseoductos, ubicados bajo la tierra con conexiones directas al suministro de gas de cada vivienda.

Por otro lado, el reducido tamaño de las bombonas de gas butano afecta su uso prolongado, debido a que, al culminar su contenido, se debe adquirir una nueva unidad. Mientras que, el gas natural mantiene un flujo constante en su distribución y representa una fuente de energía estable y segura.

Por último, el Ministerio de Industria se encarga de fijar el precio de las bombonas de gas butano y mantener sus costes según la normativa actual. Por su parte, el gas natural se consolida como el mineral predilecto para el desarrollo de las actividades domésticas, al mantener un precio relativamente menor, en comparación con otros combustibles.

Otro tema relacionado es la calefacción a gas o eléctrica.

calefaccion gas butano, calefacción gas, gas butano

Calefacción a gas butano o natural

Aunque es frecuente que, se utilicen bombonas de gas butano como sistema de alimentación para artefactos calefactores, en la actualidad, la mayoría de los usuarios de este combustible han modificado sus sistemas de abastecimiento gasífero a los estándares del gas natural.

El gas natural cuenta con conexiones directas al suministro energético de una vivienda, por lo que, la instalación de los artefactos destinados a la calefacción del hogar a el gas natural, resulta más cómoda y rápida.

Además de que, el suministro de gas natural es constante y permite que, los artefactos mantengan un flujo continuo del mineral. Sin embargo, el gas butano mantiene un poder calórico único que, permite aumentar el rendimiento en los sistemas de calefacción.

Cómo saber qué tipo de gas le conviene a la calefacción mi vivienda

Los pisos pequeños o viviendas multifamiliares, deben tener en cuenta el tipo de suministro de gas que puede llegarles a ser más conveniente en vista de mantener una demanda mayor a otros recintos o de las especificaciones de la propiedad.

Por ejemplo, una vivienda unifamiliar debe mantener los sistemas de abastecimientos energético-disponibles para satisfacer la demanda de todos sus artefactos de calefacción. Es decir, debe evaluarse el número de calderas, calentadores o aires acondicionados que requerirán del gas. Por lo que, se recomienda utilizar gas natural en este caso.

Mientras que, en las viviendas o pisos pequeños, también debe conocerse el número de artefactos calefactores instalados, pero con la posibilidad de utilizar gas butano como combustible predilecto, debido a el nivel de consumo disminuido en estas localidades.

Ahorrar energía en la calefacción de gas butano

Uno de los principales aspectos de la calefacción con gas butano es que, permite disminuir el uso de otros combustibles que, por lo general, tienden a aumentar los costes en la factura de luz o agua.

La calefacción a gas butano es utilizada como sistema esencial para calentar el agua. Algunos de los artefactos destinados a proporcionar calor al agua que utilizamos en nuestros hogares, tienden a consumir demasiado combustible, por tal motivo, aprovechar el poder calórico del gas butano, permite reducir los niveles de potencia en los artefactos de climatización.

Instalación gas butano en la calefacción

En la mayoría de las ocasiones la instalación del gas butano es instalado al suministro por parte del proveedor, quien directamente se encarga de hacer llegar un técnico a la vivienda del consumidor para gestionar la conexión al suministro desde la bombona hasta el artefacto de calefacción.

Generalmente deben instalarse reguladores, contadores, tuberías y cableado que, de no contar con la experiencia previa en su instalación, podría ser detonante de severos daños al suministro gasífero de la vivienda.

Por tal motivo, es recomendable que, solo un técnico especializado se encargue de realizar los trabajos de instalación del suministro de gas.

Pero si lo que buscas es conocer una comparativa de precios de el gas butano o natural en tu domicilio, en este artículo te contamos todo lo que debes saber y mucho más.