¿Cómo mantener una caldera?

Más allá de como sea el equipo de calderas que tengas incorporado en tu hogar, el mantenimiento de una caldera es una actividad a la que se deben someter estos sistemas, al menos de forma anual o con los cambios que ocurren en la temporada.

Por lo tanto, es importante que cuentes con la ayuda de un experto que te proporcione el mantenimiento de una caldera o las que sea que tengas instaladas. Este experto también debería darte los mejores consejos para que le prestes mayor atención a tu caldera.

Es por esta razón que te hablaremos del mantenimiento que se le debe dar a una caldera en el hogar, independientemente de cómo funcione, si se trata de una caldera de gasoil, gas, de biomasa o electrónica. ¿Te animas?

Si quieres saber más de tarifas, como cambiar la potencia en tu contador eléctrico, calderas a gas, calderas a leña, normativa de instalación de calderas, tarifas de calderas, ayudas a la instalación de calderas, ahorro de energía con calderas, visita nuestro portal Web.

Mantenimiento de caldera, Mantenimiento de caldera España,

Mantenimiento de una caldera y otros aspectos a considerar

Antes de que podamos comenzar con el tema en cuestión, hay que recalcar que es necesario además de importante, diferenciar dos conceptos para entender todo lo que se relaciona con mantenimiento de calderas.

Inspección de calderas que funcionan con gas

Respecto al tema de la inspección de calderas, se basa en que un trabajador de la distribuidora de gas o cualquier otro tipo de energía, inspecciona a fondo el funcionamiento del sistema de calderas y todos los elementos que hacen posible su operatividad.

Estos elementos no son otra cosa sino el estado de conservación del medidor y la estanqueidad, además de la eficiencia de las llaves, tuberías y gomas.

Una inspección realizada por parte de las compañías encargadas del suministro, implica que deben hacerlo de la manera indicada, y de ser necesario no dejar que transcurra mucho tiempo.

Antes de que la inspección tenga lugar, se suele avisar al usuario con tiempo de anticipación, y si por alguna razón el cliente no pueda estar presente en esa ocasión, tendrá la posibilidad de cambiar la cita para otro momento.

Este tipo de inspecciones deben realizarse como máximo cada 5 años, pues de esta manera estaremos seguros de que la caldera y sus componentes funcionarán en buen estado por mucho tiempo. Los costes de esta revisión se solicitan por las siguientes razones:

Gastos administrativos de la comercializadora, los cuales son invariables y se deben costear mensualmente.

La inspección en cuestión, ya que generalmente se acuerda con la comercializadora o bien con la comunidad autónoma que regula esta operación.

Revisión de los diferentes tipos de calderas

En cuanto a la revisión, consiste en una actividad totalmente diferente a la inspección, la cual se debe realizar una vez por año, o si se posterga por alguna razón, se hace de forma bianual.

Estas operaciones deben ser realizadas por un técnico, pues de esta manera se garantiza que se disfrutará de una caldera que funcione con una combustión en óptimas condiciones, con la mejor eficiencia de energía y durante muchos más años con vida operativa.

Mantenimiento de caldera, Mantenimiento de caldera España,

Consejos para realizar el mejor mantenimiento de una caldera

Es lamentable que muchísimos usuarios esperan hasta última hora para realizar el mantenimiento en calderas. Se trata de una equivocación que tantísimas personas cometen, y por lo tanto es nuestra misión presentar algunos valiosos consejos antes de la revisión de estos equipos.

Realizar el mantenimiento con anticipación

Esta actividad se debe hacer meses antes de que llegue la época de invierno, lo que significa que meses antes la caldera debería estar funcionando de la mejor manera. Si el mantenimiento no se hace con anticipación, el sistema de calderas podría verse afectado por el alto consumo.

Por esta razón, se recomienda que las calderas deban estar encendidas antes del invierno, considerando por supuesto que se les haya hecho mantenimiento previamente.

Revisión a fondo

Pese a que el sistema de calderas sea nuevo, no se garantiza que no vaya a tener problemas, por lo que se sugiere que le haga revisión o mantenimiento intensivo, considerando en la revisión todos sus componentes, evitando de esta manera averías en el largo plazo.

Cerrar el suministro en ciertos casos

Para el mantenimiento de una caldera a gas o calderas de gasoil, es indispensable cerrar la circulación del servicio, ya que la seguridad es una necesidad fundamental, y no hay que olvidar un punto que tiene tanta relevancia.

Si se trata de calderas de gas o gasoil se debe cerrar el paso de suministro: la seguridad es lo primero y por ello no debemos olvidar este punto tan importante.

Este mantenimiento no es nada costoso

Los usuarios que privan de este mantenimiento a una caldera de gas natural u otro tipo de energía, lo hacen porque consideran que es costoso. Hay que resaltar que los costes de mantenimiento de calderas varían dependiendo del lugar en donde vivas, pero no son necesariamente caros.

Las labores de mantenimiento de calderas previenen de las averías globales en el sistema, por lo que se trata de una inversión necesaria que debe hacerse de forma periódica.

Aprendiendo a prestar mantenimiento a calderas

Como hemos podido constatar, es importante no solo prestar mantenimiento preventivo a calderas, sino que también debemos seguir pasos adicionales. Antes de continuar, te mostramos los tipos de calderas más comunes que se emplean en la actualidad.

Tipos de calderas

De acuerdo a su configuración: Se tienen las de tipo horizontal o vertical.

En función del combustible que usan: Líquido, sólido, gaseoso, nuclear, especial, mixto o hrsg.

El tipo de tiro: Natural, forzado, inducido o balanceado.

Tipo de control: automático, manual o semiautomático.

De acuerdo al fluido empleado: como es el caso del agua caliente, vapor o aceite térmico.

En función de la distribución de fluidos: Acuo-tubular o Piro-tubular.

Periodos e instrucciones para proporcionar el mantenimiento a una caldera

Diariamente

Percatarse del nivel correcto del agua de combustión.

Realizar purgas para el agua de superficie, fondo y nivel.

Dar tratamiento al agua de acuerdo al cronograma fijado.

Establecer el control en la temperatura y presión del agua que sirve para surtir a la caldera.

Revisar la temperatura que corresponde al gas para la combustión.

Revisar de la misma manera la presión respectiva.

Sustituir el agua o esperar a que la caldera lo haga en forma automática.

Semanalmente

Se debe revisar el cierre correcto en la válvula empleada para combustible.

Verificar que las luces y alarmas funcionen correctamente

Revisar las vibraciones, filtraciones, ruido y parámetros que se puedan salir de los límites normales.

Semestral

Inspeccionar el refractario de la caldera

Vigilar el estado de los elementos eléctricos.

Configurar el acople que corresponde al compresor

Anual

Revisar la superficie interna del receptáculo o recipiente.

Inspeccionar todo lo relacionado con la cámara del agua.

Limpiar el hollín de los tubos.

Realizar limpieza total del equipo.

Aquí puedes encontrar todo lo que necesitas sobre el mantenimiento de calderas Junkers.