Mantenimiento de chimeneas de gas

Generalmente, las chimeneas de leña requieren de una limpieza periódica, por lo que muchas personas hacen mantenimiento de chimeneas, especialmente por los residuos que esta deja como las cenizas, pero ¿sabías también las chimeneas de gas requieren de un mantenimiento regular?

Puedes saber más sobre las chimeneas eléctricas.

mantenimiento chimeneas, limpieza chimenea, pasos mantenimiento chimeneas

Paso a paso sobre cómo realizar mantenimiento de chimeneas

Supongamos que el invierno está cerca, lo que indica que pronto comenzarás a disfrutar de noches frías junto al fuego y con una taza de chocolate caliente. Pero antes de encender tu chimenea de gas a través de un mando a distancia, te preguntas cuándo fue la última vez que le hiciste mantenimiento a la caldera de gas.

Motivos para hacer una limpieza a nuestra caldera de gas natural de la chimenea

  • Contar con una chimenea de gas es una excelente medida para mantener la calefacción de tu vivienda.
  • Sin duda, son cómodas y muy convenientes para evitar el desorden que generalmente producen las chimeneas de leña. No obstante, pueden ocasionar complicaciones técnicas cuando no se les proporciona el mantenimiento adecuado.
  • Al no hacer mantenimiento de chimeneas, la acumulación de suciedad y polvo puede obstruir los puertos de la chimenea, por lo que el desgaste gradual de las conexiones cableadas es inevitable. Las juntas podrían desgastarse y potencialmente permitir que el monóxido de carbono se filtre en su hogar, poniendo en peligro a usted y su familia.
  • Además, los troncos de cerámica suelen deteriorarse con el uso, aferrándose a los lados de la inserción y quedando atrapados. Por otro lado, cuando no limpiamos con regularidad el vidrio de la caldera de gas, el polvo y la suciedad pueden interferir con la salida de calor de la chimenea.
  • Así pues, para asegurarte de que no estarás expuesto a ningún peligro y mantener la eficacia y funcionamiento de tu chimenea, tendrás dos opciones: puedes solicitar los servicios de mantenimiento de chimeneas a un técnico calificado, o puedes realizar el mantenimiento tú mismo.

¿Cuándo debe realizarse el mantenimiento de chimeneas de gas? Recomendaciones

Nuestra recomendación es que primero leas con detenimiento el manual de mantenimiento del fabricante de tu marca de chimenea. Esta limpieza debe realizarse al menos una vez al año, y usualmente son los profesionales quienes garantizan una limpieza y ajuste profundos y optimizados.

No obstante, si crees que puedes realizar tú mismo esta labor, sigue los siguientes consejos que te indicaremos a continuación. Es muy importante seguir las instrucciones del fabricante y utilizar productos aprobados para la limpieza.

Consulta con tu técnico o con un distribuidor local para ver si ofrecen productos adecuados para la limpieza. A través de este artículo puedes consultar una lista de productos que te ayudarán a limpiar eficazmente tu chimenea y liberarla del hollín.

Pasos para limpiar una chimenea de gas

Antes de realizar cualquier actividad de limpieza en las chimeneas de gas, es importante que comiences por verificar y tomar algunas medidas de seguridad como las siguientes:

  • Primero, asegúrate de que el gas y la luz piloto (en caso de tenerla), se haya enfriado o esté a temperatura ambiente, antes de realizar cualquier actividad de mantenimiento. Otra cosa que tomar en cuenta, es seguir las instrucciones del fabricante al pie de la letra, pues sus manuales sirven de recordatorio para atender detalles específicos del modelo de tu chimenea.
  • Ahora bien, el primer paso para comenzar a realizar el mantenimiento de chimeneas, es limpiar el vidrio, este paso ayudará a evitar que una película de polvo se acumule en el vidrio y te impida disfrutar de una vista relajante. La mayoría de las puertas de la chimenea de gas son desmontables para facilitar la limpieza.
  • Para limpiar el vidrio, utiliza un paño suave rociado con limpiador de ventanas. Si hay manchas de hollín resistentes, puedes usar una pequeña cantidad de limpiador para chimeneas o de cerámica, y enjuaga los residuos con otro paño limpio y húmedo.
  • Seca el vidrio a fondo con toallas de papel o papel de periódico para evitar las rayas u otras marcas. Espera por lo menos 30 minutos para usar la chimenea, de manera que cualquier limpiador de ventanas se evapore completamente antes de exponerse al fuego de la caldera.
  • Luego, verifica que no haya una acumulación de polvo o telarañas en el interior de la chimenea. De ser así, retíralas con un cepillo de cerdas suaves para mantener la eficiencia de la calefacción generada por la caldera de gas. Posteriormente, verifica que la puerta de cristal y los herrajes estén separados de las llamas.
  • Al momento de limpiar los troncos de cerámica, no puedes por nada del mundo, limpiarlos con agua ni rociarlos con ningún líquido limpiador, ya que pueden dañarse los acabados y caer en riesgos de una reacción peligrosa ante el fuego de la caldera.
  • Asegúrese de que todos los tornillos estén bien sujetos y alineados con el marco, ya que esto garantiza que el monóxido de carbono no se escape a su hogar. Finalmente, si tu chimenea de gas posee conductos de ventilación, asegúrate de revisar el respiradero exterior y retirar los residuos.

En caso de que tu chimenea de gas no tenga conductos de ventilación, te recomendamos que esta sea limpiada por un técnico experto, pues incluso el cepillado de los registros puede desencadenar algunos peligros para la seguridad de tu familia.

Consejos para cuidar una chimenea de gas moderna

Reemplazos y detección de fallas

Cada dos años, es importante que reemplaces las baterías del mando a distancia de tu chimenea, así como las baterías de tu detector de humo y el detector del monóxido de carbono. No esperes la llegada del invierno para revisar el estado de tu chimenea, al detectar cualquier problema de forma temprana, mantendrás a salvo a tu familia y la calidad de la calefacción.

Cuándo es mejor solicitar los servicios de un experto en limpieza de chimeneas

Nociones básicas

Si crees que tu caldera de gas no está calentando lo suficientemente bien, lo mejor es solicitar la opinión de un experto, con la finalidad de que el problema no sea aún mayor. Si experimentas algunos de los siguientes síntomas en tu calefacción, te recomendamos llamar a un técnico.

Tiene más de un año desde que se aplicó una rutina de mantenimiento, la caldera se apaga sola, hay una gran acumulación de hollín dentro de la unidad, se está presentando un olor desagradable proveniente de la caldera, y si presenta un encendido lento o simplemente no enciende la caldera.

Conoce más sobre este tema en el siguiente vídeo: