Normativa para instalación de calderas

Un aspecto fundamental de la calefacción se relaciona con la normativa para la instalación de calderas. Se trata del centro de este tipo de sistemas, porque aportan el calor necesario para la gestión de la calefacción. Es lógico asumir que, por su disposición para el riesgo, sea una instalación que requiera de normas específicas. Las mismas se destinan a la protección de todos los relacionados con el proceso. A continuación, te presentamos algunos aspectos importantes de esta normativa que debes conocer.

Normativa instalación calderas, instalación calderas, caldera gas

Aspectos fundamentales de la normativa para la instalación de calderas

Algunos de los elementos a considerar son las razones que existen para generar esta normativa. Toda ley surge porque existen situaciones que obligan a su edición y promulgación. En este caso la normativa para instalación de calderas, obedece a términos de eficiencia energética, seguridad y bienestar general.

Eficiencia energética

Evidentemente, un equipo que va a consumir energía debe ser eficiente en ese proceso. El caso es que la normativa para instalación de calderas, exige algunas condiciones para que funcionen lo menos posible con el menor gasto.

Seguridad

Evidentemente, son equipos de riesgo, los más comunes entre estos pueden ser los incendios y explosiones. Estas son situaciones que hacen peligrar a personas y bienes, por lo que resulta lógico que exista una regulación específica. La misma es solo producto del sentido común y la técnica aplicada.

Bienestar general

Las razones anteriores, se enmarcan en un contexto general de bienestar. Al ser seguras y, además, eficientes, las calderas contribuyen en otros aspectos. Entre otros te podemos nombrar los compromisos del país en cuanto a emisiones contaminantes. Es decir, no se refiere solo a que la caldera sea eficiente y segura, sino que se integre en un proceso general.

Normativa instalación calderas, instalación calderas, caldera gas

La elección de la caldera

Un aspecto interesante de la normativa para instalación de calderas, se refiere a la selección del equipo. A través de este sitio, podrás determinar el tipo de caldera permitida en tu inmueble. A continuación, haremos referencia a los casos más comunes.

Normativa para la instalación de calderas a gas natural

Este es un aspecto general de la instalación y su normativa. Se hace referencia a una cantidad importante de la oferta existente en el mercado. Al respecto lo esencial es reconocer la clasificación energética del equipo, porque será limitante. Este concepto enmarca no solo el consumo, sino aspectos como ruidos generados y eficiencia. Si la caldera es mixta se deben indicar las proporciones de cada sistema.

Un aspecto fundamental que no puedes obviar es que la instalación de calderas de gas debe ser realizada por especialistas. El criterio fundamental es la seguridad y sobre todo la emisión de un certificado que te protege.

Normativa para instalación de calderas de condensación

La norma exige que las construcciones posteriores al año 2015, cuenten con un equipo de condensación. La razón es sencilla, las mismas contaminan menos y gastan menos. En este sentido la normativa para instalación de calderas de condensación es precisa en este aspecto. Solo puedes instalar una de este tipo en toda construcción nueva. Este tipo de calderas reduce sensiblemente, el consumo energético y la eficiencia es superior. Además, por su funcionamiento tienen mayor vida útil y son mucho más manejables.

Su instalación se puede realizar con salida de humos a un patio interior a la fachada, pero con desagüe. Lo fundamental en este caso es que tiene que existir un desagüe por el funcionamiento mismo de la caldera. La generación constante de agua y su recirculación es básica. Por ello, las tuberías deben ser coaxiales y en polipropileno que resiste la corrosión.

Normativa para la instalación de calderas estancas

En este caso, la normativa señala que solo puedes colocar este tipo de calderas en casas independientes. Sin embargo, existe una posibilidad de instalarla en edificios residenciales si cuentan con una salida para la extracción de humos. En este caso, debes contar con dos tubos una de extracción y otro para entrada de aire limpio al sistema. Esto puedes hacerlo con tubos coaxiales, con diámetros de 10 cm para toma de are y 6 para salida de humos. O con tubos independientes, pero siempre asumiendo 8 cm de diámetro para cada uno.

Es importante hacer notar que la producción de este tipo de equipos ha ido disminuyendo por cuestiones legales. Sin embargo, su adquisición todavía puede realizarse sin problemas, solo que siguiendo las normas. Sin embargo, la normativa para instalación de calderas de gas en viviendas señala la manera de adecuarlas.

Otros aspectos importantes

Existen algunas consideraciones que debes tomar en cuenta. Recuerda que se trata de una legislación compleja y la atención al detalle es sumamente importante.

También puedes saber más sobre el mantenimiento, las tarifas o las ayudas a la instalación de las calderas.

Limitaciones

Existen algunos aspectos que debes reconocer y evitar. Por ejemplo, la normativa señala un minino de 21º C para calefacción y 26º C para refrigeración en edificios públicos. Esto señala un estándar que puedes seguir en tu vivienda porque es un límite confortable.

Instalaciones conexas

Se trata de algunos equipos que pueden mejorar aspectos de la calefacción. Entre otros se exigen medidores en los sistemas colectivos de calefacción. Así mismo, sistemas de recuperación de energías residuales. Este aspecto es interesante porque colabora con una realimentación de sistemas complementarios.

Inspecciones periódicas

Se asume que parte del trabajo fundamental del Estado se centra en la inspección. Por ello, se determina en la normativa una revisión de la eficiencia energética cada 5 años. Esto por supuesto trae como consecuencia el mejoramiento progresivo del resto de los aspectos involucrados.

En función de la información que te hemos brindado puedes observar la normativa para instalación de calderas no es compleja. Se trata en muchos aspectos de sentido común y de posición ecológica militante por así decirlo. Un contexto que no debes olvidar es que lo ideal es colocar al frente a un especialista. Existen muchos en el mercado y por ello, no te será complicado acceder a uno adecuado a tu presupuesto. Por último, recuerda que cumplir la normativa, se refiere a tu propia seguridad y la de tus bienes.

En este vídeo puedes verificar las normas existentes en cuanto a la instalación de calderas de calefacción: